Aquí empezaba una nueva etapa del viaje, dejando atrás la Europa “moderna”.

Eslovenia el primer país que visitamos de la antigua Yugoslavia, aquí nos encontramos con diferentes costumbres, formas de vida y mucha historia.

Primeros de Agosto nos había pillado ya, esas fechas que la mayoría de gente están deseando que lleguen las ansiadas vacaciones, a nosotros todo lo contrario, la masificación de gente en esta época del año es brutal.

Mirando hacia atrás recuerdo como en mayo íbamos prácticamente solos por los Alpes Franceses, sin cruzarnos con apenas turistas, ahora es todo lo contrario y a mi, personalmente, me agobia cada día más las masificaciones de gente, no disfruto igual del lugar, pero tocaba aguantar Julio y sobre todo Agosto.

Varios viajeros nos habían aconsejado entrar a Eslovenia por los Alpes Julianos porque sus montañas tenían un encanto especial, y así hicimos! No nos defraudó!

Nuestra primera parada fue Kranjska Gora, situado a oeste del país casi fronterizo con Italia e Austria, exploramos la zona durante unos días, la lluvia aún nos estaba haciendo malas pasadas pero siempre aprovechábamos aquellos rayitos de sol entre la nubes para salir.

Ese fue el caso del primer día que pillamos la bici y nos fuimos los tres a un lago pequeño llamado Zelenci, su agua turquesa y la nieblina que se había posado flotando por sus aguas nos encantó, pudimos disfrutar apenas solos de él ya que acababa de caer una gran tormenta y no había casi nadie.

Lago Zelenci

Esa noche dormimos en las pistas de saltos de sky mas famosas del país, en el Parque Natural Triglav, con unas vistas realmente espectaculares de esas montañas.

La mañana siguiente aprovechamos para hacer un Trekk por la zona, que nos adentraba en las gargantas mas profundas rodeados de tres miles y cascadas donde Kenya, como no, disfrutaba mucho.

Nuestra intención era seguir la carretera que nos llevara al río Soca, para ver esas aguas tan turquesas, pero otra vez la lluvia aparecía para decirnos que no era una buena idea, igualmente pudimos llegar a la base de dónde salían muchos trekks, entre ellos a la Vrsic la montaña mas alta de la zona y vimos un muy bonito atardecer.

En todas las guías de Eslovenia aparecía el lago Bled, era de los puntos mas turísticos y famosos de la zona, queríamos parar y echarle un ojo a ver si era tan espectacular como decían. Pero esta vez aparte de la lluvia, el otro gran problema que nos encontramos era aparcar la Tanqueta. No queríamos pasar la noche allí, solo pasar 2 ó 3 horas para verlo, pero sólo se podía aparcar en Área de Ac, a precios muy altos. Dimos bastantes vueltas y cuando conseguimos aparcar en el único sitio gratis que había a 4 km del lago, se puso a llover otra vez, y captamos la señal de que tampoco ese famoso lago quería saber nada de nosotros… así que sin más, nos fuimos echando chispas de allí sin ningún remordimiento por no verlo.

Lago Bled

Kranj fue la primera ciudad que pisamos de Eslovenia, la capital de los Alpes Julianos.

Kranj

Tenía ganas de observar a los eslovenos en sus ciudades y poder encontrar mátices de su pasado Yugoslavo, esa ciudad me llamó la atención.

Algunas calles y fachadas de sus edificios le daban un toque tétrico, como si estuvieras en una película del conflicto de la guerra de los Balcanes, algo que supongo que iremos descubriendo a medida que vayamos entrando en mas países como Croacia y Bosnia.

Ésta ciudad tiene unos túneles subterráneos de la segunda guerra mundial, que se pueden visitar, pero por los horarios no pudimos realizar la visita.

Atraviesa el río Kokra, donde hay un cañón de 30 metros de profundidad.

Aquí también nos llegó la ola de calor, la verdad es que eran los primeros días desde que empezó el viaje que pillábamos tanta calor, así que decidimos buscar un lugar con río o lago para refrescarnos los 3. Encontramos un buen lugar en Skofja Loka, gratis para AC, al lado del río y hasta con un bar a buenos precios, más no podíamos pedir! bueno sí, que no hubiese tanta gente, pero bueno… eso nos permitió conocer a Sebas, Lourdes y sus tres preciosas niñas, una familia de Águilas con la que hicimos buenas migas sobre todo Kenya con las peques, que se tiraron los tres dias corríiendo río arriba y río abajo, jugando sin parar. Entre baños y cervecitas pasamos 3 buenos días.

El pueblo Skofja Loka también tenia su encanto, pero sin más…

El siguiente punto era acercarnos a ver Velika Planina, pero antes hicimos una parada en Kamnik un pueblo que estaba en fiestas patronales y que aprovechamos una noche para ver que se cocía allí, conciertos, cerveza y un espectáculo audio visual abstracto que ni Mari ni yo sabíamos por donde cogerlo, aunque la fiesta en sí nos recordó a nuestras fiestas mayores!

Kranj

La mañana siguiente subimos a Velika Planina hicimos un trekk por la aldea.

Es la aldea de pastores mas grande de Europa, está situada a unos 1700 metros de altura y los lugareños están allí de mayo a septiembre. En en algunas cabañas puedes comprar varios productos lácteos como quesos o leche, y sobretodo disfrutar de las vistas a los Alpes de Kamnik.

Velika Planina – Pueblo de pastores

La anécdota del día fue bastante cómica a la vez que preocupante.

Empezamos el descenso de Velika Planina y teníamos unos 8 km de descenso con unos 1000 metros de desnivel bajando hasta la Tanqueta. A medio camino nos cruzamos con una familia de Gironina que estaba subiendo, eran casi las 16:00 y el ritmo que llevaban no era bueno, se paraban cada 100 metros, no llevaban agua, no habían comido y el calzado no era para nada el apropiado. El hombre estaba hasta las narices, no podía con su alma, los niños que querían comer (mas o menos 8 y 10 años), les ofrecimos lo que nos había sobrado de nuestra comida, pero la mujer nos dijo que no, era ella la que tiraba del carro.

Les preguntamos por qué no habían subido el funicular y decían que el padre tenia vértigo. Les preguntamos si iban a hacer noche arriba, y nos dijeron que no. Nosotros flipamos, porque cuando ellos llegaran arriba, ya no habría posibilidad de pillar teleférico para bajar por la hora, y tampoco podrían disfrutar de la zona, ellos nos preguntaban que cuanto quedaba, y les dijimos que bastante aún, ellos siguieron hacia arriba y ya no los vimos más.

Pero aún hoy nos preguntamos, si ya habrán llegado o habrán comido los pobres niños, no me extraña que a veces pasen cosas en las montañas, mucha gente no lleva el calzado ni las condiciones para hacer ciertos trekks.

Llegamos a Liubliana, la ciudad del amor y los dragones, una ciudad pequeña y recorrible perfectamente en sus puntos de interes en 1 o 2 días. Nuestra intención era hacer un Free tour pero no los hacían en Español y decidimos ir por nuestra cuenta y ver los rincones de esta ciudad.

El casco antiguo es pequeño y lo recorres en poco tiempo, nosotros nos perdimos por esas callejuelas que tanto nos gustan, la torre del reloj del ayuntamiento, el puente de los zapateros o la plaza de Preseren, que da nombre al poeta France Preseren y que esta mirando hacia su amada Julija, que está en un balcón a pocos metros de la plaza.

El puente de los dragones también famoso por sus leyendas, una de ellas dice que si estas comprometido y no eres virgen el dragón se alzará de sus estatuas y te devorará, a nosotros no nos devoró ya que somos puros y castos como bien sabe nuestra gente…

Puente de los dragones

En el punto más alto de la ciudad se encuentra el castillo de Liubliana. Allí tienes una bonita vista de la ciudad. Nosotros no entramos dentro, pero luego nos dijeron que el castillo es ahora un museo de artistas, quiero decir cada artista alquila una sala para su exposición, así que si la gente tiene intención de ver un castillo por dentro éste no es el mejor, ya que no hay ni una armadura!

Vistas desde el castillo de Liubliana

Por la tarde decidimos pasear por Metelkova el barrio alternativo underground de la ciudad, es un barrio transgresor y alternativo, es un gran centro cultural donde puedes encontrar galerías de arte, salas de conciertos, bares y diversos espacios de uso lúdico y creativo, donde las fachadas de las casas están todas con grafitis y pintadas psicódelicas, nosotros al ir a primera hora de la tarde no encontramos mucho ambiente, como podría ser por la noche o fines de semana.

Barrio alternativo Metelkova

Como curiosidad decir que este barrio antes era un cuartel militar del ejercito esloveno de la antigua Yugoslavia y el único hostel que hay es lo que era la cárcel, donde las antiguas celdas son ahora habitaciones pequeñas, todo reformado evidentemente…

Ahora sí, pusimos rumbo al sur, a las playas, ya no podía tirar mas de montañas sin que mi matrimonio pendiera de un hilo, Mari quería playa y ya le tocaba.

Pero la verdad es que llegar a mediados de Agosto a la costa no es buen momento, sin saber muy bien donde ir, nos dirigimos hacia Koper, las complicaciones para aparcar la Tanqueta en la costa y encima en agosto, se multiplican x10. Encontramos un lugar prohibido para AC y allí nos quedamos, sin preocuparnos si habría multa o no, nos daba igual, el estrés nos estaba rodeando y no queríamos eso para nada!!

Y por fin nos pudimos pegar un baño en aguas saladas después varios meses!

Para nuestra suerte no hubo multa, a las 9 de la mañana vino un hombre a decirnos muy educadamente que no podíamos estar allí, y no fuimos sin rechistar.

Al día siguiente nos fuimos en dirección a Piran, un pueblo metido en un acantilado, y otra vez la odisea de aparcar la Tanqueta… tras varias vueltas y alguna que otra discusión decidimos ir a un Camping, el segundo de nuestro viaje, pues bien… 60 euros que pagamos para una mi… de lugar que en sí no tenía playa, era como un puerto, allí aprovechamos para reflexionar, que quizá la costa no es la mejor opción en Agosto…

Decidimos poner rumbo a Croacia!

Aún con los problemas que nos encontramos en la costa, Eslovenia nos había encantado!

La idea es hacer Croacia pero nos lo miramos de lejos, viendo como esta la costa Eslovena, quizá nuestro destino sea otro…

(Visited 63 times, 1 visits today)